Ciudadanía italiana

¿Cómo obtener la ciudadanía italiana? ¿Qué requisitos se necesitan?

La ciudadanía italiana está basada en el principio de "ius sanguinis" (derecho de sangre). Según esto, el hijo que procede de ambos padres italianos es automáticamente un ciudadano italiano. Sin embargo, los ciudadanos estranjeros pueden obtener la ciudadanía italiana en el caso en que cumplan con algunos requisitos básicos

El traductor es evidentemente el único auténtico lector de un texto. Por cierto más que cualquier crítico, quizá más que el propio autor. Porque de un texto el crítico es solamente el cortejante ocasional, el autor el padre y el marido, mientras que el traductor es el amante.

– Gesualdo Bufalino

¿Cómo se solicita la ciudadanía italiana?

La ciudadanía italiana se obtiene automáticamente si se procede de padres italianos, según el principio de ius sanguinis. Otra manera es según el principio de ius soli, pero únicamente bajo ciertas condiciones:

  • por haber nacido en territorio italiano por padres desconocidos;
  • por haber nacido en territorio italiano por padres apátridas;
  • por haber nacido en territorio italiano por padres estranjeros, para los quienes sea imposible transmitir su ciudadanía al hijo/a, según la ley del estado del que proceden;
  • para el estranjero nacido en Italia, pero que ya haya residido legalmente y sin interrupciones hasta el alcance de la mayoría de edad, en el caso en que exprese su voluntad de obtenerla dentro de un año a partir del alcance de la mayoría de edad (art. 4, apartado 2, de la Ley n.91 del 5 de febrero 1992)
    Los ciudadanos estranjeros pueden solicitar la ciudadanía italiana en el caso en que cumplan con ciertos requisitos básicos (generar ingresos suficiente, ser sin antecedentes, encontrarse en circustancias de mérito, etc.) o bien, tras casarse con un ciudadano italiano ( y al cumplimento de otros requisitos especificos del caso).
  • Un extranjero o apátrida, es decir, una persona que ha perdido su ciudadanía por razones étnicas o de seguridad o que nunca la ha tenido por haber nacido en Italia de un progenitor extranjero casado con un ciudadano o una ciudadana italiana, puede adquirir la ciudadanía italiana, previa solicitud y aceptación de la misma por el Gobierno, si ha residido en Italia durante al menos 12 meses si hay hijos nacidos o adoptados dentro del matrimonio; si no hay hijos, el requisito de residencia en Italia se eleva a 24 meses, es decir, a 2 años de connivencia con el ciudadano italiano.
  • Si, por el contrario, reside en el extranjero: la ciudadanía italiana puede adquirirse si han transcurrido al menos 18 meses desde el matrimonio, si hay hijos nacidos o adoptados por los cónyuges; si han transcurrido 36 meses a partir de la fecha del matrimonio, a condición de que el matrimonio no se haya disuelto, terminado o anulado y de que no haya ningun proceso de separación legal en curso.

Ciudadanía italiana por residencia:

La ciudadanía italiana por residencia se otorga por parte del Ministerio del Interior, previa solicitud para presentar a la Prefectura; La ciudadanía por residencia se otorga a los ciudadanos estranjeros que residen en Italia y que cumplan por lo menos con uno de los siguientes requisitos:

  • Ciudadano estranjero nacido en Italia y que haya residido legalmente por lo menos durante 3 años;
  • Ciudadano estranjero que es hijo o nieto de ciudadanos italianos por nacimiento, que que haya residido legalmente en Italia por lo menos durante 3 años;
  • Ciudadano estranjero mayor de edad y adoptado por ciudadano italiano, que haya residido legalmente en Italia por lo menos durante 5 años, a partir de la adopción;
  • Ciudadano estranjero que haya servido, también en el estranjero, por cuenta del Estado Italiano por lo menos durante 5 años; en este caso, la solicitud de ciudadanía se ha de hacer ante la autoridad consular competente;
  • Ciudadano de la U.E. que haya residido legalmente en Italia por lo menos durante 4 años;
  • Ciudadano apátrida o refugiado que haya residido legalmente en Italia por lo menos durante 5 años;
  • Ciudadano extracomunitario que haya residido legalmente en Italia por lo menos durante 10 años;

Los documentos para obtener la ciudadanía italiana por residencia son los siguientes:

  • Sello fiscal de Euro 16,00;
  • Extracto de la partida de nacimiento con todos los datos personales y con indicación de la paternidad y maternidad del solicitante, y su traducción al italiano;
  • Historiales penales del país de origen y de cualquier tercer país de residencia, y las correspondientes traducciones al italiano;
  • Fotocopia del permiso/tarjeta de residencia (para ciudadanos no comunitarios) o del certificado de residencia (expedido por la municipalidad de residencia para los ciudadanos de la UE);
  • Modelos fiscales (CUD, UNICO, 730, ISEE, etc....) relativos a las rentas percibidas durante los últimos tres años por quienes utilizan las rentas percibidas por los miembros de su núcleo familiar. Con respecto a todos los casos anteriores, la posesión de una renta personal (o de la de los miembros de la familia en el mismo registro familiar) está prevista durante los últimos 3 años anteriores a la presentación de la solicitud, cuyos límites para cada año son: 8.500,00 € para los solicitantes sin personas a cargo, 10.500,00 € para los solicitantes con cónyuges a cargo (incrementándose en 500,00 € por cada menor a cargo) y 2.000,00 € por cada persona a cargo mayor;
  • 250,00 euros para el pago del impuesto para la ciudadanía italiana, que debe efectuarse en la cuenta corriente postal n.809020 a favor del Ministerio del Interior (Ministero dell’Interno – DLCI), con causal “Ciudadanía”
  • Los datos personales contenidos en los documentos italianos y extranjeros deben coincidir en todos los actos. Por lo tanto, si hay diferencias en los datos notificados (por ejemplo, cambio de apellido después de un matrimonio, diferente lugar de nacimiento), es necesario presentar la documentación adecuada que atestigüe la identidad exacta y las razones que llevaron a estos cambios (por ejemplo, el certificado de matrimonio y el certificado consular);
  • Certificación de lengua italiana – Nivel B1: a partir del 4 de diciembre de 2018, la documentación requerida debe incluir también: el acuerdo de integración; o la títulacion expedida por una institución de enseñanza pública o equivalente y reconocida por el M.I.U.R.; o la certificación correspondiente - expedida por un organismo de certificación reconocido por el M.I.U.R. - que acredite la posesión de un nivel de conocimiento de la lengua italiana que no sea inferior al nivel B1 del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER).

La ciudadanía italiana por matrimonio:

La ciudadanía italiana por matrimonio se otorga por parte del Ministerio del Interior, previa solicitud para presentar a la Prefectura, a los ciudadanos estranjeros que residen en Italia y que cumplan por lo menos con uno de los siguientes requisitos:

Los estranjeros casados con cerimonia civil con ciudadanos italianos y que hayan resisido en Italia por lo menos durante 2años a partir de la fecha del matrimonio, o durante 3 años a partir de la fecha del matrimonio en el estranjero.
En el caso en que hayan hijos nacidos o adoptados por los cónyuges, se necesita residencia legal durante 1 año.

  • Ciudadano extranjero casado con ceremonia civil con un ciudadano italiano y que haya residido legalmente en Italia por lo menos durante 2 años después del matrimonio.
  • Ciudadano extranjero casado con ceremonia civil con un ciudadano italiano durante al menos 3 años después del matrimonio, en el caso en que resida en el extranjero.
  • Ciudadano extranjero casado con un ciudadano italiano y que haya residido legalmente en Italia por lo menos durante 2 años después del matrimonio en el caso de hijos nacidos o adoptados por los cónyuges.

Los documentos para obtener la ciudadanía italiana por matrimonio son:

  • Sello fiscal de Euro 16,00;
  • Extracto de la partida de nacimiento con todos los datos personales y con indicación de la paternidad y maternidad del solicitante, y su traducción al italiano;
  • Historiales penales del país de origen y de cualquier tercer país de residencia, y las correspondientes traducciones al italiano;
  • 250,00 euros para el pago de la contribución, que debe efectuarse en la cuenta corriente postal n.809020 a favor del Ministerio del Interior (Ministero dell’Interno – DLCI), con causal “Ciudadanía”
  • Los datos personales contenidos en los documentos italianos y extranjeros deben coincidir en todos los actos. Por lo tanto, si hay diferencias en los datos notificados (por ejemplo, cambio de apellido después de un matrimonio, diferente lugar de nacimiento), es necesario presentar la documentación adecuada que atestigüe la identidad exacta y las razones que llevaron a estos cambios (por ejemplo, el certificado de matrimonio y el certificado consular);
  • Certificación de lengua italiana : a partir del 4 de diciembre de 2018, la documentación requerida debe incluir también: el acuerdo de integración; o la títulacion expedida por una institución de enseñanza pública o equivalente y reconocida por el M.I.U.R.; o la certificación correspondiente - expedida por un organismo de certificación reconocido por el M.I.U.R. - que acredite la posesión de un nivel de conocimiento de la lengua italiana que no sea inferior al nivel B1 del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER).
  • El plazo máximo de espera para la elaboración de la solicitud y la emisión del decreto de ciudadanía italiana es de 4 años.